PÉREZ TELLO: EL NUEVO ENEMIGO DE PALACIO

Anoche, en el programa AL ESTILO JULIANA de la periodista Juliana Oxenford, se presentó el congresista Santiago Gastañadui, quizá uno de los últimos escuderos de Nadine Heredia. Su defensa consistió en atacar a Marisol Pérez Tello, la presidenta de la Comisión Martín Belaúnde Lossio y para ello señaló que debía investigarse el edificio donde se levanta la notaria de la congresista y también la casa que tiene en Miami. Un golpe bajo que viene siendo el estilo que alienta palacio.

P03092015Queda claro que la nueva estrategia de defensa –si se puede llamar defensa a lo que hace el “equipo” de la primera dama- es el ataque. Creen que calumniando y no aclarando las dudas e indicios razonables, que están por todos lados, resolverán el problema de percepción de corrupción o dinero mal habido que está instalada en la mente de la mayoría de peruanos.

El domingo pasado GFK publicó una encuesta en la que se señala que el 61% de los peruanos cree que las agendas mostradas por el programa Panorama -que consignan movimientos millonarios de fondos cuyo origen se desconoce- son de Nadine Heredia. El 71% piensa que se justifica una investigación y el 83% que la primera dama debería someterse a un peritaje grafotécnico. Mientras prácticamente todos piensan que con un simple peritaje el asunto queda resuelto, en palacio piensan que la defensa es el blindaje, las versiones contradictorias y ahora el ataque y la difamación.

Marisol Pérez Tello goza de inmunidad parlamentaria. La inmunidad parlamentaria es una institución que protege a los congresistas de no ser procesados por delitos comunes o arrestados sin previa autorización del Congreso o de la Comisión Permanente. Su finalidad es evitar procesos penales con motivación política que puedan perturbar su misión fiscalizadora. Por eso esta iniciativa de la primera dama –ir por la vía penal contra una acusación política- es un nuevo error en su defensa.

Que un político enjuicie penalmente a quien lo acusa políticamente es muy discutible. Pero además en política uno escoge a sus rivales y Nadine acaba de establecer un vínculo, que durará mucho tiempo por la lentitud del proceso penal, con Pérez Tello. Es decir Nadine le ha dado una nueva dimensión política a Marisol Pérez Tello: La ha nombrado su enemiga.

Como con la “mega comisión” que tuvo a García en la palestra mediática convirtiéndolo en el líder de la oposición, ahora Heredia le da un status de enemiga a Marisol Pérez Tello. Imaginamos que debe haber fiesta en la tienda pepecista por el palito pisado por la primera dama. Después de esto, o mejor dicho gracias a esto, Marisol Pérez Tello ya está en el próximo congreso por cinco años más. Los odios mal administrados –falta de madurez le llaman algunos- pueden ser letales porque terminan siempre como un bumeran.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply