¿PARA QUÉ HABLÓ EL PRESIDENTE?

Anoche el presidente de la República, Ollanta Humala, concedió una entrevista al periodista Augusto Álvarez Rodrich. En la misma se tocaron diversos temas pero, a pesar de la hora de conversación, no se dijo nada. En verdad, no hubo ni anuncios, revelaciones, ni nada. Solo una larga lista de imprecisiones que reafirman la larga lista de imprecisiones de su gobierno.

31082015Sobre la economía culpó a las “externalidades”; sobre la inseguridad señaló que ha gastado más que en los últimos 10 años; sobre las agendas de su esposa dijo que ella las “desconocía”; sobre el Lote 192 que su bancada quería dárselo a Petroperú pero que el ejecutivo cumplió con informar ¿?; que no piensa en el indulto a su hermano y que el de Fujimori, está abierto; sobre el aborto que “la mujer debe tener decisión sobre su cuerpo”; y que cuando deje el gobierno se ira sin más patrimonio pero sí endeudado (No dijo con quién ni por cuánto).

En general diremos que la entrevista sirvió para poco o casi nada. Confirmó que el presidente cree que vivimos en el país de las maravillas y que lejos de criticarlo hay que agradecerle por su gestión. Ni una palabra sobre el desempleo, la caída de las inversiones ni la competitividad, el incremento de la delincuencia, la corrupción galopante, el crecimiento de la anemia en los niños o el aumento de la brecha en infraestructura. En suma, ni un palabra sobre lo que todos vemos en el mundo de la realidad. Sumemos, a sus respuestas banales, el estudio que publicó ayer GFK sobre un sondeo a nivel nacional, urbano y rural . El 79% desaprueba su gobierno y el 53% piensa que está entre malo y muy malo.

Entonces ¿Para qué dio esta entrevista? Tengo la impresión que para llenar un espacio, para evitar los comentarios sobre una nueva edición de Panorama sobre las agendas de Nadine Heredia, etc. En pocas palabras dijo lo que dijo -es decir nada- porque había que distraer a todos generando primeras planas lo que finalmente resultó.

Quedan 11 meses para el término de su mandato constitucional. No dejo de reflexionar sobre que Ollanta Humala, así como lo vemos, pudo ganarle a Keiko (Más PPK, Castañeda, Alan, etc. juntos) hace 4 años y que sólo necesitó cambiar la Gran Transformación por la Hoja de Ruta. La mayoría que hoy lo rechaza lo apoyó y le dio las llaves del país. Ojaló que no lo hayamos olvidado.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply