Obama 2012: El 2008 lucirá jurásico

A 10 meses de las justas electorales en los Estados Unidos la campaña del candidato a la reelección Barack Obama levanta gran expectativa.

 

Con una popularidad de sólo el 46% el camino es verdaderamente cuesta arriba si consideramos que el Partido Demócrata ha perdido las ultimas cinco elecciones en las que participó donde su “presidente candidato” tenía menos del 50%. Ningún presidente desde Franklin Roosvelt, en 1936, pudo ser elegido con una tasa de desempleo tan alta; que sigue estacionada alrededor de 8%, y ningún presidente desde Eisenhower, en 1956, ganó un segundo mandato con un crecimiento del PBI tan bajo que apenas bordea el 2%.

 

Pero en el Comando de Campaña, instalado en Chicago, se viene terminando de ajustar la estrategia que parece será aun más grande, inteligente, sorprendente y revolucionaria al punto que Jim Messina, jefe de campana, ha dicho: “el 2008 se verá prehistórico”.

 

El dinero, por ejemplo, no parece una perspectiva dejada de lado. Más de la mitad de los fondos están siendo aportados por donantes que promedian los doscientos dólares; distinto a lo que fue la campaña del 2008 en que la mayoría sólo aportaba entre 5 y 20. En la actualidad Obama ya bordea los 200 millónes de dólares; más del cuádruple de lo recaudado por Rommey durante todo el 2011 y esperan llegar con facilidad al billón de dólares.

 

Otro secreto es la docena de programadores que re escriben los códigos de todas las aplicaciones que antes fueron aplaudidas y ahora lucen jurásicas. Parece obvio porque la pasada elección tenía al Blackberry como herramienta clave, al iPhone como novedad, twitter como perspectiva y facebook con la décima parte de usuarios. El escenario digital, ahora, es totalmente distinto.

 

Hoy trabajan sobre “personalización”, para conocer cada detalle de la acción de los voluntarios y los activistas, “integración” con las plataformas de redes sociales existentes y, finalmente, en el “uso intensivo” de teléfonos inteligentes.

 

Sin olvidar que las elecciones se ganan en las calles, -conquistando segmentos estratégicos- el equipo de Obama se enfoca cuidadosamente en los latinos que serán cruciales y terminarán, de conquistar su confianza, haciéndolo presidente otra vez.

 

En una campaña presidencial 10 meses son una eternidad y sin duda este 2012 promete muchas lecciones. A coger cuaderno y a apuntar, o mejor dicho, a encender el Ipad y guardar las experiencias.

 

Alfonso Baella Herrera
www.baella.com

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply