NADA ESTÁ DICHO

Las elecciones municipales en Lima, según la última encuesta de IPSOS, podrían parecer que tienen un claro ganador pero a poco más de cinco meses es evidente que nada está dicho aún.

 

Si bien la cómoda posición de Castañeda (49% ) contrasta con sus posibles rivales Heresi (5%), Villarán (4%) y Santos (2%) resta marc berger chicago nursing todavía mucho tiempo y hay, por lo menos, tres factores que podrían mover los guarismos, invertir las tendencias o, simplemente, hacerlas más distantes aún.

 

El primero podría ser la aparición de algún “outsider” tipo Phillipe Butters o Natalia Málaga. La foto electoral de hoy podría alterarse sustancialmente pero, en todo caso, será cuestión de esperar todavía unas semanas que concluyan los acuerdos y alianzas, y que los plazos del JNE establecidos para la inscripción de candidaturas nos dejen ver a los competidores finales. Y aún cuando se produzca esta irrupción, veremos si unas caras carismáticas y mediáticas, pero sin experiencia municipal, pueden más que cuatro alcaldes en carrera.

 

El segundo factor tiene que ver con el peso que los candidatos a alcaldes distritales pueden proveer. Un candidato distrital débil o vulnerable podría complicar al provincial puntero o generarle un filón importante de votos. La determinación de esos candidatos será fundamental. Los distritos de San Juan de Lurigancho y San Martín de Porres concentran la mayor cantidad de votantes hábiles, el primero de ellos tiene 667,862 electores, mientras que el segundo 464,822 posibles votantes. Ambos suman más del 17% de los electores hábiles de Lima. Luego vienen Comas (391,281), Ate (377,515), Lima Cercado (309,312), San Juan de Miraflores (305,163), Santiago de Surco (293,289), Villa El Salvador (288,370), Villa María del Triunfo (286,700), Los Olivos (270,651), Chorrillos (223,696) y La Victoria (202,559), según ONPE. El que gane en los cuatro primeros distritos es prácticamente el alcalde de la ciudad de Lima.

 

Un tercer factor será, sin duda, el planteamiento de la campaña. Las ideas y la comunicación van a tener un peso importante; y por eso cambiar las cifras y hasta invertirlas puede suceder. Los últimos procesos han sido el triunfo de “los no fijos” y la derrota de “los fijos”. Recordemos Humala y Villarán. Ambos estaban muy lejos y las circunstancias, el dinero y las campañas fueron fundamentales en sus victorias. Aunque es cierto también que ambos a pesar de sus victorias demostraron que no estaban preparados ni tenían equipos solventes.

 

Nos queda a los vecinos exigir a los candidatos propuestas e ideas pero sobre todo el cómo y no sólo el qué. Lima, en verdad, está atiborrada de estudios y análisis de todos sus problemas. Faltan autoridades que hablen menos y hagan más; y a los vecinos votar para echar a andar la ciudad, poner orden y restablecer el imperio del trabajo serio y responsable. Este 5 de Octubre votaremos un poco más de seis millones y medio de ciudadanos mayores de 18 años. Ojalá que los viejos votantes hayamos aprendido la lección y los nuevos no cometan un error.

 

Por: Alfonso Baella Herrera

Publicado por Expreso el 23.4.14

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply