LECCIONES MUNDIALISTAS

El mundial Brasil 2014 es una fiesta deportiva espectacular que millones vemos por televisión. Pero para los peruanos hay tres nombres que deberían provocarnos reflexiones serias si queremos dejar de ser espectadores y pasar a ser futuros protagonistas.

 

El primer nombre es Jorge Sampaoli que dirigió a la selección chilena que fue dignamente eliminada por Brasil, en definición por penales; pero Chile quedará 9no del mundo luego de una campaña honorable. Para los peruanos Sampaoli está asociado al Juan Aurich, al Bolognesi, al Cristal y al Sport Boys; a dormir en la estación de Bomberos del Callao, a comer en el terminal marítimo y a dividir sus 2,500 dólares de sueldo con su asistente. También es recordado por su pleito con jugadores locales “líderes” que se encargaron de sacarlo de un club de “primer nivel” porque tuvo el atrevimiento de querer hacerlos entrenar tres veces al día. Sampaoli es hoy uno de los 15 entrenadores mejor pagados en este mundial con 2.1 millones de dólares por campaña.

 

El segundo nombre es el de Jorge Luis Pinto que dirigió la selección costarricense cuyo excepcional desempeño basado en educación, disciplina, trabajo en equipo, juego limpio y solidaridad han sorprendido al mundo. Por primera vez en su historia, Costa Rica se ha colocado entre las mejores ocho selecciones del mundo, al superar el pasado Domingo a Grecia y antes, en la primera ronda, imponerse a las favoritas campeonas mundiales Uruguay e Italia, empatar con Inglaterra y ayer, perder por penales, en un electrizante partido frente a Holanda. En el Perú Pinto sacó campeón a Alianza Lima después de 18 años y luego partió porque nuevamente la disciplina no era aceptada por nuestros futbolistas.

 

El tercer nombre tiene que ver con un colombiano de 22 años, James Rodríguez, abandonado por su padre a los 3 años, revelación y goleador de este mundial. Fue el segundo mejor jugador de Sudamericano Sub 17 donde apareció fulgurante nuestra “jotita” Reimond Manco. Hoy, mientras James Rodríguez tiene al cielo como límite en el pináculo del fútbol mundial, Manco apenas pelea por el titularato en un equipo de segunda división del fútbol peruano.

 

Sampaoli, Pinto y James Rodriguez estuvieron aquí con nosotros por ncaa picks ats; convivieron con nuestra realidad y realizaron sus carreras exitosas trabajando con profesionalismo, seriedad y humildad, más allá de nuestras fronteras. Aquí hubiera sido imposible. En nuestro fútbol tenemos que reconocer que si no cambiamos las personas y las instituciones no vamos a llegar ni a Rusia 2018 ni a ningún mundial en el futuro. Como estamos jamás atraeremos a entrenadores ni veremos a jugadores de calidad mundial. No es el talento sino la disciplina; no es el dinero sino el honor; no es la fama sino la satisfacción del deber cumplido, lo que impulsa a los verdaderos campeones. Eso es lo que debemos aprender y enseñar a los jóvenes del Perú.

 

Por: Alfonso Baella Herrera

Publicado en Expreso 6.7.2014

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply