La danza de las encuestas

La segunda semana de enero ha sido la ocasión para el desembalse de encuestas. Veamos la última aparecida el domingo pasado.

B20012016IPSOS: Keiko 33 %, PPK 13 %, Acuña 13 %, Alan 8 %, Guzmán 5 %, Toledo 3 %, Mendoza 2 %, Urresti 2 % , Reggiardo 2 %.

La encuesta de Ipsos confirma lo que se concluye de los otros sondeos vistos en los últimos días. Keiko está arriba consolidada con 33 %. Queda claro que lo dicho y hecho por la lideresa de Fuerza Popular no ha cambiado su intención de voto aunque sí le ha permitido seguir bajando el voto negativo que antes era una característica del fujimorismo. Los antis parecen que en su caso han disminuido. El segundo lugar está empatado. PPK baja tres puntos y Acuña se estanca. Ambos tienen 13 puntos.

Las campañas políticas no son marketing. No son plata. Y tampoco son un festival de ofertas. Las campañas políticas son fenómenos sociales de difícil comprensión porque se evalúan muchas variables. La gente se alimenta de percepciones que tienen que ver con la imagen, la forma de hablar, la forma de vestir, la extracción social del candidato, el origen, la historia que comunica y la empatía que desarrolla con el elector. No es fácil dirigirla ni mucho menos ganarla. A veces es como el marketing. Uno nunca sabe qué fue exactamente lo que funcionó.

Por eso cuando vemos la campaña de PPK y su caída o la pérdida de puntos no sabemos exactamente a qué se debe. Algunos dicen que es porque no hay mensajes claros, el candidato no pega con su mensaje, duda mucho, falta brillo o las adhesiones políticas no han funcionado o la plancha no ha sumado. Otros dicen que es a causa de las luchas por las listas parlamentarias que distraen del foco de la campaña.

En el caso de Acuña será menester preguntarse por qué se detuvo. ¿Fueron las acusaciones sobre él? ¿Fue la impresión de un gran combo o sancochado electoral? ¿Es la plata o el exceso de la misma lo que lo está perjudicando? ¿Es la reflexión de las personas?

Y si seguimos viendo la encuesta está el Apra y el PPC. Su alianza está detenida; casi paralizada. No suma el PPC. La plancha en la Alianza Popular casi no ha movido la aguja. Ni Alan ni Lourdes parecen haber encontrado, aún, el vínculo emocional indispensable.

Y finalmente Guzmán. El misterioso y contradictorio avanza al 5 %. Le roba un poco a PPK y no se sabe si seguirá subiendo.

Allí están los números. Los pequeños que tienes menos de 3 % pelean por salir el anonimato electoral. Y aunque algunos están tirando la toalla, otros siguen pelando por subir. Nadie, nadie puede decir que la foto de hoy es la foto final. En el Perú cualquier cosa puede pasar.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply