La altura que las circunstancias demandan

Luego de 11 días de paro regional en Cajamarca y sin que los dirigentes encuentren una solución por la vía del diálogo, el presidente Humala, en un mensaje a la nación, declaró el Estado de Emergencia en Cajamarca, Celendín, Hualgayoc y Contumazá por 60 días.

La intransigencia de algunos líderes como Gregorio Santos, Wilfredo Saavedra Marreros y el ex cura Marco Arana, no podía seguir poniendo en riesgo la seguridad de miles de personas inocentes que nada tenían que ver con estas posiciones extremista.

 

Nadie duda, sin embargo, que Conga tiene que resolver varios temas si desea desarrollar la mina pero lo que no se puede permitir es el desorden ni el desgobierno que todos hemos visto y que ha causado daño a cientos de empresas, negocios, personas y hasta la vida de una mujer inocente a manos de turbas incitadas por estos dirigentes.

 

Miles de campesinos han ido pasando de una protesta legítima, respaldada por muchos peruanos,  a una condición de violencia Ilegítima arrastrados por políticos que quisieron beneficiarse de manera irresponsable de su pobreza. El extremismo ha querido hacer su juego.

 

El Gobierno, por su parte, ha tomado una decisión de enorme trascendencia. El Presidente, al decretar el Estado de Emergencia,  ha definido, su gobierno y lo ha hecho políticamente. El orden, ha dicho, tiene que prevalecer pero necesita el apoyo de todos los sectores democráticos. Veremos si la clase política está a la altura de las circunstancias.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply