EL CIRCO DE LA INVESTIGACIÓN

Ayer la primera dama, Nadine Heredia, hizo una declaración insólita: “Si queremos de verdad llegar a esclarecer los hechos debemos volver a la raíz y al año en que comenzó a tejer su red de contactos y su relación con estas mafias. Si queremos llegar a la verdad tenemos que remitirnos a los años 90 (…) si nos centramos en un hecho de unos meses no se va a esclarecer nada”.

 

De esta manera, lo que hace el gobierno, en la palabra de su principal vocera política, es decirnos a todos los peruanos que se va a dilatar, se va a distraer y se va a confundir lo más posible todo lo relacionado a Oscar López Meneses. Estamos notificados que no sabremos, por lo menos en este gobierno y de mano de este devaluado congreso, ni qué cuidaban ni a quién. Lo evidente: el gobierno tiene miedo que esa investigación llegue realmente a la verdad.

 

Hace 40 años, un vigilante encontró, un pedazo de cinta adhesiva sobre la cerradura de una puerta en un complejo de oficinas llamado Watergate, en Washington y llamó a la policía, que localizó a un par de intrusos que no querían llevarse nada, sino dejar algo: micrófonos. Varios meses después y luego de una profunda investigación llevada adelante por dos periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein, de The Washington Post, el pueblo norteamericano supo de una red de espionaje cuyo origen estaba en el hombre más poderosos del mundo y que apuntaba a escuchar ilegalmente a la oposición política. El presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, tuvo que renunciar. Bob Woodward dijo luego: “Los presidentes pueden hacer grandes cosas. (…) Nixon se lo perdió, no entendió la función”.

 

Hoy, vemos a un gobierno fabricando cortinas de humo, tramando psicosociales, intentando distraer a la opinión pública como si todos fuéramos unos tarados. Cree que nadie se da cuenta de lo que está haciendo. Por eso, la idea de extender la investigación a un período de 23 años es simplemente una burla. Si va a formarse una comisión con esos parámetros que no se haga nada.

 

Faltan un poco más de dos años para que termine este gobierno. Si no es ahora, será después, pero la verdad saldrá a la luz. César Villanueva tiene no sólo las condiciones sino la oportunidad histórica de sacar el país de esta oscura situación. Ojalá no la desperdicie y no permita que se haga un circo con esta investigación.

 

Por: Alfonso Baella Herrera

Publicado en Expreso 27.11.13

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply