AVESTRUCES DE LA PATRIA

En los últimos días se ha conocido que un grupo de parlamentarios fujimoristas ha usado los tickets de aviación que les franquea el congreso de la república para asistir a un mitin de su lideresa Keiko Fujimori en Puno. El ojo de la opinión pública se levanta para mirar con preocupación lo que parece un mal uso de recursos para fines electorales.

23-04-2015El congresista Spadaro dijo, en nombre de los fujimoristas, que ya devolvieron los pasajes y que, en todo caso, debería –el oficialismo- explicar con qué dinero viaja la señora Nadine Heredia, presidenta del partido nacionalista, en los múltiples viajes que hace a todo el Perú en la entrega o supervisión de obras o donaciones relacionadas a los programas sociales del gobierno.

El congresista Mulder añadió hoy que el fujimorismo ha cometido un error al devolver esos pasajes porque ellos viajaron a hacer política que es la función de un congresista.

El congresista Espinoza ha formulado una acusación constitucional y parece que tendremos todavía por varios días de entretenimiento absolutamente irrelevante.

¿Qué es lo correcto y cómo debería analizarse este tema?

Conforme al literal f) del artículo 23, de los deberes funcionales, del Reglamento del Congreso de la República, los congresistas tienen la obligación de:

• Mantenerse en comunicación con los ciudadanos y las organizaciones sociales con el objeto de conocer sus preocupaciones, necesidades y procesarlas de acuerdo a las normas vigentes.

• Atender las denuncias debidamente sustentadas y documentadas de la población, fiscalizar a las autoridades respectivas y contribuir a mediar entre los ciudadanos y sus organizaciones y los entes del Poder Ejecutivo.

• Informar regularmente sobre su actuación parlamentaria.

¿Se puede decir entonces que si los congresistas, en esos viajes de representación, van a un mitin o a una actividad partidaria están haciendo “peculado de uso” como señaló el ex procurador Julio Arbizu?

Sin duda hay una zona gris en el reglamento que no dice con precisión qué se puede o no se puede hacer cuando se viaja usando esos recursos.

Valdría preguntarnos entonces para qué son los cuatro pasajes a que tienen derecho nuestros padres de la patria y, sobre todo, quienes y cómo han sido usados esos 4 tickets de aviación mensuales desde el 28 de Julio del 2011.

Al parecer una buena parte de la representación nacional usa esos recursos con total discrecionalidad… y lo seguirán haciendo. ¿Alguien duda que aquellos congresistas que van a la reelección no van a usar esos pasajes de avión y muchas cosas más para sus campañas proselitistas?

Más que perder tiempo en comisiones y acusaciones lo que deberían es suprimirse esos tickets y que cada congresista “baile con su pañuelo”. No les caería mal usar internet y las múltiples herramientas que hoy existen. Todo se puede hacer usando la tecnología.

Mientras esto ocurría en Lima, en Arequipa ya se produjo el primer muerto en el paro organizado por las organizaciones que no quieren el proyecto Tía María. Allí no hay un congresista que llegue para, en representación de todos los peruanos, poner orden, generar consenso y velar por la constitución y el estado de derecho. Cuando se les menciona Tía María no parecen congresistas sino avestruces de la patria.

Por: Alfonso Baella Herrera

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply