ALBERTO FUJIMORI Y LAS REDES SOCIALES

Alberto Fujimori ha puesto un pie en las redes sociales. A través de varios mensajes escritos a mano y leídos por él mismo –multiplicados en medios radiales, escritos y televisivos- el ex presidente está abriendo la puerta para buscar un lugar más activo en la política nacional. Los administradores de sus cuentas, según lo ha declarado el propio Fujimori, son un grupo de jóvenes que se están encargando de, básicamente, redactar, dar forma y publicar los mensajes que dicta de manera personal o telefónica.

 

Al respecto el ministro de Justicia Daniel Figallo, que parece conocer muy poco de redes sociales, comentó: “Este tipo de fórmulas de comunicación permanente tienen que estar reguladas por el INPE”. Con más propiedad, José Luis Pérez Guadalupe, Jefe del INPE, señaló: “Técnicamente, no está prohibido a menos de que ingrese una grabadora o un celular para transmitir sus mensajes”. Pérez Guadalupe tubo tiempo de ironizar: “Les aseguro que Fujimori ni sabe entrar al Facebook”.

 

Ninguna persona tiene que “saber entrar” a una red social para usarla con propiedad. Las redes sociales en política son más que una tecnología o un medio, un concepto. El primer paso para tener éxito en ellas es entenderlas y verlas con respeto y humildad, y Fujimori, como otros, ha entendido la potencia que tiene el medio. Fujimori tiene además una ventaja; tiene tiempo. Es decir, si logra con paciencia reconstruir un discurso y una narrativa consistentes puede comenzar a influir en varios sectores además de hacerlo en los más duros del fujimorismo. Mientras que para un político lo difícil es salir de las redes sociales para llegar al ámbito popular para Fujimori el camino es inverso. Si logra estructurar un mensaje simple el recuerdo de los cambios positivos que trajo su gobierno pueden convertir el mito en realidad. Si la salud se lo permite Fujimori puede empoderar a un nuevo círculo de fieles desde las redes sociales.

 

Este columnista consultó, el viernes pasado, telefónicamente con su ex abogado César Nakasaki en relación a si la ley prohíbe esta nueva actividad. “Fujimori tiene impedimento de libre tránsito pero nadie puede cortar su libertad de expresión” señaló. La única razón por la que se puede condicionar ese derecho, dijo Nakasaki, es si afecta el funcionamiento del establecimiento penal o si la comunicación se usa en algún delito (secuestro, extorsión, etc.).

 

Alberto Fujimori sigue siendo un actor de importancia en la política peruana muy al margen de los errores y los delitos por los que purga condena. Hacer uso de su derecho a opinar generará más contrapesos en la política pero las redes sociales no son mágicas. No basta ser Alberto Fujimori y tener Facebook o Twitter. El debate en el ciberespacio requiere ideas, velocidad y oportunidad. Por eso, el lugar que decida ocupar puede ser decisivo en las expectativas de su propia hija Keiko, que hasta ahora tiene el primer lugar en las preferencias electorales para convertirse en la próxima presidente del Perú.   Mientras tanto las cuentas de Fujimori en Facebook y Twitter crecen y crecen; y no hay duda que esta incursión inesperada preocupa, y hasta molesta, a propios y extraños.

 

Pd. El Facebook de Alberto Fujimori es https://www.facebook.com/AlbertoFujimoriF?

Y su cuenta en Twitter: @albertofujimori

 

Por: Alfonso Baella Herrera

Publicado por Expreso el 22.9.2013

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply